martes, abril 24

Albergues de Lujo en la amazonía

A pesar de que nuestra Amazonía representa el 60% del territorio nacional y es el refugio natural de vida más grande del planeta, todavía existen pocas propuestas ecoturísticas que permitan a los viajeros conocer este inexplorado mundo de una manera cómoda y además responsable. Últimamente hemos recibido buenas noticias como el anuncio que la Amazonía ha sido una de las finalistas preferidas en la categoría de maravilla natural en el famoso concurso New Seven Wonders y que la cadena hotelera Inkaterra, pionera en turismo sostenible está haciendo muy bien las cosas y que es posible hacer turismo responsable y de lujo en la Amazonía. Inkaterra acaba de obtener el premio de Conservación en la edición 2012 de Tourism for Tomorrow Awards, evento organizado por el World Travel & Tourism Council (WTTC). Este es uno de los galardones más importantes de la industria turística, que busca reconocer las mejores prácticas en turismo sostenible a nivel mundial. El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) indicó que el 2011 fue un año récord para el ecoturismo en nuestro país, ya que recibió 38% más de visitantes que el año anterior y que Pacaya Samiria fue uno de los destinos más visitados por el turismo receptivo. Es decir, que ahora los visitantes extranjeros ya no solo buscan venir al Perú para conocer Machu Picchu, sino que están cada vez más motivados por recorrer los exóticos escenarios de la Amazonía y estos exigentes viajeros piden no solo comodidad, también una buena cocina y un servicio de guiado especializado. Los peruanos todavía no tenemos la selva como primer destino, pero cada vez más la oferta hotelera mejora en la Amazonía, gracias a la demanda internacional. Definitivamente las mejores experiencias hoteleras las tenemos en Pacaya Samiria y Tambopata. PACAYA SAMIRIA La Reserva Nacional Pacaya-Samiria, ubicada en las cabeceras de la cuenca amazónica, abarca más de dos millones de hectáreas y es extremadamente rica en vida silvestre y acuática. Durante la época creciente sus bosques inundables permiten navegar entre las copas de los árboles y durante el verano el agua retrocede y se forman playas de arena. Este lugar es el paraíso de la observación de aves. Los hospedajes de esta zona ofrecen excursiones en bote para realizar avistamiento de la fauna de la región y dependiendo de la época del año puede adentrase en la selva para conocer el bosque, los árboles y descubrir con los guías locales las plantas medicinales que esconde esta selva. El delfín rosado es la especie más singular de este hábitat. Es muy fácil verlos aparecer durante las excursiones en bote. Y si tiene suerte puede ver un oso de tres dedos, una anaconda o hasta un jaguar. La selva lo espera con una experiencia distinta cada vez. De hecho, ahora mismo no es el momento idóneo para visitar la selva de Iquitos, debido a las continuas lluvias que han producido grandes inundaciones, pero si va a programar un viaje próximamente, hay que considerar que esta parte de la selva tiene dos temporadas: la seca y la húmeda. Cada una de estas épocas tiene sus ventajas y desventajas. Si prefiere una temperatura fresca y observar el bosque inundado, así como estar cerca de una gran cantidad de aves y mamíferos, entonces la temporada de diciembre a mayo puede ser su mejor opción. En cambio, si disfruta de las caminatas al interior del bosque y observar aves migratorias y gusta de la pesca, entonces deberá elegir la temporada seca que es de junio a noviembre. TAMBOPATA: PARAÍSO VERDE Cada albergue de Tambopata ofrece una experiencia distinta y la larga lista de hospedajes propone excursiones más o menos similares. La mejor excursión es la visita al lago Sandoval la diferencia está en qué hotel está hospedado, porque en eso radica la diferencia entre el servicio prestado. En lo que todos coinciden es en una oferta integral: traslados desde y hacia el aeropuerto, transporte en lancha desde Puerto Maldonado, alojamiento, excursiones, guía y todas las comidas, pues aquí uno no puede moverse libremente y depende completamente de los servicios del albergue. Cada grupo cuenta con un guía que lo acompañará durante toda la estadía. Por ejemplo, Inkaterra Reserva Amazónica es la opción ideal para balancear aventura y comodidad. Cada grupo tiene su guía y hay flexibilidad para diseñar el programa de acuerdo con un menú de opciones. La gastronomía y el servicio es de primera y es el único albergue que cuenta con un sistema propio de canopy (puentes entre las copas de los árboles) y una casa en el árbol para los observadores de aves. La empresa ha inaugurado recientemente La Hacienda Concepción que es su nuevo albergue en Tambopata. Una alternativa menos sofisticada, pero muy bien diseñada para aventureros es Refugio Amazonas y Posada Amazonas de Rainforest Expeditions. Este acogedor albergue ofrece una experiencia natural y también cómoda. La empresa ofrece una excursión singular a la collpa de guacamayos a través de su albergue Tambopata Research Center, que se interna más en la misma reserva y es el único albergue con una trocha especial diseñadas para los niños llamada El mundo de Ania.